miércoles, 24 de septiembre de 2014

Reunión de la Orden Franciscana Seglar en Belalcazar

 Un buen grupo de componentes de la antigua Venerable Tercera Orden Franciscana de Villanueva del Duque, acompañadas por don Ignacio Mora, nuestro párroco, se ha desplazado a Belalcazar para una interesante reunión con las hermanas Clarisas y la Orden Franciscana Seglar (O.F.S) de Belalcazar
El encuentro tuvo lugar en la Casa de Ejercicios Santa Clara, adyacente al Monasterio de las Clarisas. 
 Esta primera toma de contacto tiene como fin la reorganización de la O.F.S en Villanueva del Duque, y todo su aspecto de formación.
 Las hermanas Clarisas de Belalcazar dirigieron la reunión
 La alegría franciscana presente en el encuentro
 Formación, espiritualidad, compromiso, organización de la O.F.S
 Don Ignacio acompañó a las terciarias Villaduqueñas
 Ensayando los cantos para las Vísperas
Posteriormente a la interesante reunión, se Rezó las Vísperas con la Comunidad de hermanas Clarisas
Franciscanas villaduqueñas
PAZ Y BIEN

Acción Católica General en Villanueva del Duque

El martes 23 de Septiembre y con la presencia de don Salvador Ruiz  y del Rvdo don Jesús Poyato, Presidente y Consiliario, respectivamente de la Acción Católica General en la diócesis de Córdoba, fue presentada la A.C.G en la Parroquia San Mateo Apóstol de Villanueva del Duque.
En la reunión los ponentes presentaron las lineas generales de esta nueva Acción Católica, su plan formativo para este año, sus propuestas para fomentar la vida espiritual en las parroquias, y sus notas características fundamentales...respondieron también a diversas preguntas e inquietudes de los asistentes.
 Don Jesús y Salvador con algunos de los asistentes a la reunión...la próxima cita la Asamblea General de Acción Católica el próximo domingo 28 de septiembre a las siete de la tarde en el Palacio Episcopal, donde nuestra Parroquia también estará representada.
 Salvador Ruiz, don Jesús y don Ignacio con la Virgen de Guía, Patrona de Villanueva del Duque

lunes, 22 de septiembre de 2014

Presentación de la Acción Católica General en Villanueva del Duque

El Obispo Don Demetrio Fernández, invita a “impulsar la Acción Católica en las parroquias”.

En la Carta Pastoral de inicio de curso y en la pasada reunión del Consejo de Laicos, don Demetrio Fernández ha expresado su deseo de que la Acción Católica General se inicie y se impulse en todas las parroquias de la Diócesis.

En el siguiente enlace se encuentra la ponencia íntegra que el Obispo de Córdoba realizó sobre la Acción Católica el sábado 21 de septiembre de 2013, en el marco de la primera reunión del Consejo de Laicos del curso 2013-2014.

PULSA AQUÍ

Con este motivo y a fin de explicar en líneas  generales en que consiste esta nueva estructura:

Mañana martes 23 de Septiembre a las 21:00 horas (9 de la noche) tendremos la PRESENTACIÓN en Villanueva del Duque, de la NUEVA ACCIÓN CATÓLICA GENERAL, a cargo de su Consiliario Diocesano el Rvdo Don Jesús Poyato. Será en la Parroquia San Mateo Apóstol.

Abierto a todos...no faltes

domingo, 21 de septiembre de 2014

Fiesta de San Mateo Apóstol y Evangelista

En la Fiesta de San Mateo Apóstol, titular de nuestra Parroquia

LA   VIDA   PARROQUIAL

                Siendo la parroquia la comunidad cristiana básica, de referencia, que presidida por el ministerio ordenado, engloba carismas y servicios diversos, ejerce la santificación, la caridad y la evangelización, conviene que miremos la parroquia con mirada agradecida y afectuosa y, a la vez, consideremos globalmente la realidad tan rica y multiforme de la vida parroquial.

                Al mismo tiempo, insertos cada cual en su parroquia según su vocación, y teniendo por referencia el altar que nos congrega, hemos de sentir la urgencia de ofrecer una mayor vitalidad a las parroquias, la vitalidad de un rostro, de un impulso y de una obediencia al Espíritu Santo.

                Son grandes los retos que se han de concretar en nuestras parroquias, cada una de ellas con sus posibilidades y sus miembros, sus límites: estos grandes retos son el crecimiento en la identidad católica de sus miembros y una evangelización nueva, eficaz, en el propio ambiente, en el ámbito parroquial. Son retos nuevos que merecen respuestas nuevas, valientes y decididas.
                Por una parte, la identidad católica de los propios miembros. Reconozcamos que como católicos también estamos recibiendo el influjo de esta cultura actual, nihilista, relativista, y que la secularización de la cultura ha influido en la secularización de la misma Iglesia. A veces el contorno católico se difumina con opciones secularizadas, donde la identidad católica apenas se ve o, simplemente, se relega al ámbito privado. En este terreno habría que optar por una formación doctrinal consistente en las parroquias, con el mayor nivel posible y fidelidad a la Iglesia en homilías sólidas (no hecha de lugares comunes y tópicos), predicación, catequesis de adultos, formación sistemática en grupos de estudio, etc., y junto a la formación que capacita para la identidad católica, la vida espiritual cimentada en el encuentro con el Señor: la liturgia cuidada y reposada, la adoración eucarística, retiros parroquiales, la posibilidad de orar tranquilamente ante el Sagrario, etc.

                Por otra parte, acciones evangelizadoras hacia quienes o vienen poco o se han alejado, o acciones evangelizadoras hacia muchos, muchísimos, que viven con cierto tono de conformismo y apagamiento la fe, y necesitan que se les reavive su adhesión personal a Cristo. El rostro y la vitalidad de una parroquia pueden ser un signo y una llamada, una provocación y un interrogante para quien nos mire desde fuera. La liturgia cuidada para quien tal vez se acerque ocasionalmente, puede ser una experiencia de Belleza auténtica que hiera el corazón. El tono humano de la vida parroquial puede expresar esta humanidad verdadera que sólo con Cristo se realiza plenamente y que provoca a un corazón que esté buscando algo humano y válido.
                "Las parroquias tienen un papel de primer orden en la evangelización. Sin duda tendrá que cambiar algunas cosas en su organización y funcionamiento, pero seguirán siendo insustituibles. Son las cabezas de puente de la evangelización. Ellas son la presencia de la Iglesia sobre el terreno, entre la gente, en el tejido de la vida real de las familias y las personas. Ellas son también el centro común en el que todos se encuentran y todos pueden participar, la casa de todos los cristianos, la institución más amplia y abierta en la que las demás instituciones y los diferentes grupos se pueden encontrar y fundirse en la comunidad cristiana general, edificada sobre los elementos comunes de los que todos se alimentan, anuncio de la Palabra, sacramentos, vida común y servicio a los pobres.

En la parroquia se vive en primer lugar lo común cristiano, por encima de diferencias y apellidos. Para vivir y trabajar en ella no es preciso apuntarse a nada más. No es preciso estar inscrito en ninguna asociación para ser cristiano en plenitud. Basta con ser miembro de la comunidad cristiana y vivir intensamente la vida cristiana común. El ideal sería que los cristianos comunes encontrasen en las instituciones comunes (parroquias, delegaciones diocesanas, etc.) las mismas ayudas y posibilidades que otros encuentran en sus asociaciones respectivas...

En la comunidad tiene que haber sitio para todos. Si hay que atender a la vez a la transmisión de la fe en las instituciones eclesiales, al anuncio del Evangelio a los alejados, y a la evangelización de la cultura haciéndonos presentes y actuantes en las instituciones civiles y seculares, la evangelización tiene que ser obra de muchos cristianos a la vez, movidos por el mismo espíritu, haciendo cada cual lo que le corresponde, en un proyecto común. En la evangelización todos somos necesarios, los sacerdotes y los religiosos, los cristianos comunes no asociados y los encuadrados en asociaciones especiales, con buena formación y objetivos específicos. La presencia de los cristianos en la vida pública, en las instituciones educativas, escuelas y universidades, en los medios de comunicación, en la vida económica y política, actuando secularmente con mentalidad y actitudes cristianas, es parte esencial de la evangelización...
En un planteamiento evangelizador de la Iglesia local, las parroquias tienen que ser la cabeza de puente de lo que se haga, el punto de partida y de llegada de toda acción evangelizadora, sea quien sea la persona o el grupo concreto que se encargue de cada actuación determinada" (SEBASTIÁN, F., Evangelizar, Encuentro, Madrid 2010, pp. 226-228).

                La parroquia es la casa común, la primera comunidad de referencia. En ella habremos de encontrar lo necesario (en vida cristiana, en formación y en espiritualidad) para desarrollar nuestros carismas y talentos y salir reforzados a la vida pública y al apostolado. Será el ámbito de referencia en el que cada uno se siente respaldado y enviado a la vez.

                Algunos miembros serán llamados y estarán capacitados para tareas en el interior de la comunidad cristiana: catequesis de distintos niveles, liturgia, cantos, Cáritas, enfermos, administración, etc., acompañados del ministerio ordenado que garantiza la Comunión y es la Cabeza visible. Pero no todos tienen que insertarse en alguna actividad directamente eclesial, sino que sostenidos por la parroquia desarrollarán su vocación cristiana en apostolados en el mundo, en la presencia pública católica. Sólo que no lo vivirá aisladamente, ni de manera individual, sino enviado por la propia parroquia, en nombre de la propia comunidad, y así, eclesialmente, se situará en la política, en la educación, en las diferentes asociaciones civiles, etc.

                Es una belleza la vida parroquial si la revitalizamos poco a poco, día a día, cada vez más.

viernes, 19 de septiembre de 2014

Peregrinación a Ávila con motivo del Año Jubilar teresiano

El Papa Francisco ha declarado como año jubilar teresiano el centenario de Santa Teresa, que comenzará el próximo 15 de octubre, en una misa celebrada en la Catedral de Ávila con motivo del 400 aniversario de la beatificación de la mística. El año jubilar comprende desde 15 de octubre de 2014 hasta el 15 de octubre de 2015, con el fin de celebrar el centenario. Con él, "se concederá la indulgencia plenaria a los fieles verdaderamente arrepentidos, con las condiciones acostumbradas", que con confesión sacramental, comunión eucarística y oración por las intenciones del papa.

Con este motivo nuestra Parroquia de San Mateo Apóstol de Villanueva del Duque peregrinará a Ávila los próximos días 25 y 26 de Octubre. 

Oración oficial del V Centenario del Nacimiento de Santa Teresa de Jesús

Dios, Padre nuestro,
te alabamos y te bendecimos,
porque nos concedes la gracia de celebrar
el V centenario del nacimiento
de Santa Teresa de Jesús.

Señor Jesucristo, “amigo verdadero”,
ayúdanos a crecer en tu amistad,
para que, como Teresa, hija de la Iglesia,
demos testimonio de tu alegría ante el mundo,
atentos a las necesidades de la Humanidad.

Espíritu Santo,
ayúdanos a avanzar,
“con limpia conciencia y humildad”,
en el camino de la vida interior,
cimentados en la verdad,
con renovado desprendimiento,
y amor fraterno incondicional.

Como Teresa de Jesús,
maestra de espiritualidad,
enséñanos a orar de todo corazón:
“Vuestra soy, Señor, para Vos nací
¿qué mandáis hacer de mi? Amén.

* Aprobada por la Conferencia Episcopal el 26 de junio de 2014

miércoles, 17 de septiembre de 2014

Adoración Nocturna: Adoradores de Noche, Testigos de Día

 
Noche del miércoles 17 de Septiembre, Adoración Nocturna en nuestra  parroquia San Mateo
La Santa Misa, en la que la santa madre Iglesia, nos da el Cuerpo de Cristo para que a todas horas podamos entrar en trato de intimidad con Él.
La vocación contemplativa, que consiste como enseña la Doctora de la Iglesia, Santa Teresa de Jesús, en "tratar la amistad con quien sabemos nos ama", debe ir encaminada a entregarse humildemente a la voluntad amorosa del Padre, en unión cada vez más profunda con su hijo, y aprender a conocer internamente al Señor para más amarle y servirle, y para que ese amor fructifique en obras apostólicas.
Art. 1º: La Adoración Nocturna Española tiene por fin esencial vivir la Eucaristía, adorando y velando comunitariamente ante Jesús Sacramentado durante la noche, unida a toda la Iglesia; de acuerdo con su vocación contemplativa y expiatoria, promoverá el culto al Santísimo Sacramento y cualquier modo o manera de vivir la Eucaristía todo ello en perfecta obediencia a la Jerarquía Eclesiástica, fomentando su compromiso apostólico activo y con revisión constante de la vida cristiana. Su lema oficial es: Adorado sea el Santísimo Sacramento. Ave María Purísima
Adoradores de Noche, Testigos de Día

lunes, 15 de septiembre de 2014

Nuestra Señora, la Virgen de los Dolores

MADRE  DOLOROSA.    Del Catecismo de la Iglesia Católica

964 Totalmente unida a su Hijo…

            El papel de María con relación a la Iglesia es inseparable de su unión con Cristo, deriva directamente de ella. "Esta unión de la Madre con el Hijo en la obra de la salvación se manifiesta desde el momento de la concepción virginal de Cristo hasta su muerte" (LG 57). Se manifiesta particularmente en la hora de su pasión:

            "La Bienaventurada Virgen avanzó en la peregrinación de la fe y mantuvo fielmente la unión con su Hijo hasta la cruz. Allí, por voluntad de Dios, estuvo de pie, sufrió intensamente con su Hijo y se unió a su sacrificio con corazón de Madre que, llena de amor, daba su consentimiento a la inmolación de su Hijo como víctima. Finalmente, Jesucristo, agonizando en la cruz, la dio como madre al discípulo con estas palabras: “Mujer, ahí tienes a tu hijo” (Jn 19, 26-27)" (LG 58).

2618 El Evangelio nos revela cómo María ora e intercede en la fe: en Caná (cf Jn 2, 1-12) la Madre de Jesús ruega a su Hijo por las necesidades de un banquete de bodas, signo de otro banquete, el de las bodas del Cordero que da su Cuerpo y su Sangre a petición de la Iglesia, su Esposa. Y en la hora de la nueva Alianza, al pie de la Cruz (cf Jn 19, 25-27), María es escuchada como la Mujer, la nueva Eva, la verdadera "madre de los que viven".

2679 María es la orante perfecta, figura de la Iglesia. Cuando le rezamos, nos adherimos con ella al designio del Padre, que envía a su Hijo para salvar a todos los hombres. Como el discípulo amado, acogemos (cf Jn 19, 27) a la Madre de Jesús, hecha madre de todos los vivientes. Podemos orar con Ella y a Ella. La oración de la Iglesia está sostenida por la oración de María. Le está unida en la esperanza (cf LG 68-69).